sábado, 7 de enero de 2012

Cosas que molan II

Cuando echas las lentejas en agua siempre hay algunas que se quedan flotando. Me encanta jugar con ellas y hundirlas.

Qué malo que soy, ¿no? Y luego encima me las comeré y todo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada