domingo, 29 de enero de 2012

Domingo noche II

Uno no tiene una gran vida social. No sería creíble. Pero, como me dijeron una vez, tengo una gran vida interior.

Hay épocas donde se necesita volcar esa vida interior. Es algo que tienes dentro y que tienes que dejar salir de alguna manera. Con algún texto, alguna fotografía, o alguna lágrima al brotar la música de un instrumento o, simplemente, de los altavoces.

o-o-o-o-o

La soledad buscada es un placer, pero hay que sabérselo administrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada